LA TALLA DE LA PARTE DE ARRIBA DEL BIKINI PUEDE SER DIFERENTE A LA TALLA DE LA BRAGUITA

Yo? Bikini pequeño?

En cuestión de bikinis, no dudo entre quedarme una talla más grande o una talla más pequeña, tiendo siempre a quedarme la más pequeña, pues he llegado al convencimiento que el bikini más pequeño favorece más.

Durante el tiempo que he pasado en tienda observando a cientos y cientos de mujeres probándose bikinis, da igual que seamos algo mayores, demasiado jóvenes, más gorditas, o más flaquitas……

SI rotundo al bikini pequeño. 

El concepto del “bikini” es de pieza mini, que tape lo menos posible, precisamente para dorar tu cuerpo al sol y para sentirte más cómoda, fuera ropa innecesaria, ¡¡¡libertad!!!!. El primer bikini estaba hecho de un material parecido a las páginas de un periódico donde la superficie total de la parte baja apenas cubría 194 cm2. Se atribuye su “invención”, a pesar de existir precedentes en la Antigüedad, al francés Louis Reárd, ingeniero de automóviles y renombrado diseñador de moda, quién en 1946 creó en su taller de automóviles en París, esta novedad absoluta en el mundo del baño femenino. Y fue Micheline Bernardini, una bailarina de striptease del Casino de París, quien, el 5 de julio de ese año, posó como modelo de bikinis por primera vez en un desfile en la piscina del Hotel Melitor en París. Reárd, tuvo que recurrir a ella porque ninguna modelo profesional se atrevía a lucir esa prenda por considerarla inmoral.

El bikini comienza a popularizarse diez años más tarde gracias a la diva francesa Brigitte Bardot, que lo lució con glamour y coquetería durante unas vacaciones en Saint-Tropez y Cannes, además de en la película Y Dios creó a la mujer, de 1957, ello animó a muchas mujeres a usarlo. También lo utilizaron en esos años Marilyn Monroe, Ursula Andress y Jane Fonda, entre otras. Pero mientras que el bikini fue aceptado en Francia sin problemas, las naciones católicas, e incluso EEUU, tardaron varios años en adoptarlo.

Pieza escandalosa y sinónimo de libertad de la mujer, este año se cumple su 70 aniversario y podríamos considerar que el bikini está aceptado ya por la mayoría (menos mal). Y si hay unas esas son las mujeres brasileñas, ¡como les luce el bikini pequeñito, pequeñito! ….yo tan peque no
me atrevo, no tengo tipo, pero desde luego tomo buena nota de ellas, bellas garotas de Ipanema.